miércoles, 9 de diciembre de 2015

¡Qué experiencia con la ciencia en Educación Infantil!, por Inmaculada Calañas Continente

¡Qué experiencia con la ciencia en Educación Infantil!, por Inmaculada Calañas Continente, maestra de Educación Infantil en el CEIP Al-Ándalus de Córdoba.

El pasado 25 de septiembre, el grupo de 5 años C culminó su periplo por la Ciencia, iniciado en abril de 2014 con su primer Paseo,  continuando con el de este año, su participación en el Congreso del Bienestar, Sabiduría y Conocimiento y en la Noche Europea de los Pequeños Investigadores.
Ha sido en este último certamen en el que ha obtenido reconocimiento y una dotación de materiales para investigar en el Centro.
Desde estas líneas quiero agradecer el esfuerzo realizado por el alumnado y sus familias, que, desde el principio, confiaron en mí y apoyaron la idea. Sin ellos, no hubiera sido posible. Excepto la última actividad, todas se desarrollaron en sábado, fuera del horario lectivo y del recinto escolar. La edad de mi alumnado no les permite la asistencia sin sus familiares. Allí estuvieron, las horas que les correspondían, ayudando en la  instalación (montando y desmontando los stands), aportando los materiales que necesitábamos (agua, globos, pañales…), reforzando en casa lo que de manera “mágica” y “lúdica” habíamos aprendido en el aula.
Junto a ellos, el Equipo Directivo, mis compañeros y compañeras con su alumnado de 6º de Primaria ayudando y mimando a los más pequeños. La verdad es que no hay palabras para agradecer esa preocupación y cuidado. Reconforta infinito en una jornada realmente agotadora, pero a la vez sumamente gratificante.
En mi aula, desde hace tiempo, todos los martes, una  “mariposa” nos deja mensajes sorpresa en el buzón.  En 2013 mi alumnado de 5 años investigó sobre el interior del cuerpo humano. Estando en ello, aparecieron pistas que leyeron, ordenaron y llevaron a cabo “paso a paso” para construir una botella que respiraba. La conclusión fue inmediata: cada elemento del experimento correspondía a una parte de nuestro aparato respiratorio. Ésta fue la primera vez que acudimos al “Paseo por la Ciencia” y la experiencia fue fantástica. Pero,… ¿sería posible llevarla a cabo con niños y niñas de tres años?
Tras las vacaciones de navidad, nuestro método nos hacía trabajar la Unidad Didáctica "El invierno y los juguetes" bajo el título “El muñeco de nieve”. ¿Cómo podía motivarlos si muchos de ellos, por no decir la mayoría, no habían experimentado con la nieve en su vida? Tras mucho pensar e investigar, encontré la solución: fabriquemos nosotros nieve artificial. Y así fue como, de nuevo, la mariposa nos trajo los materiales necesarios y lo conseguimos. Las caras de sorpresa y perplejidad por lo que se había producido ante sus ojos de una manera tan sencilla no se pueden expresar. Los meses siguientes continuamos experimentando con el agua y sus cambios de estado, pudimos comprobar lo valiosa que era para la vida, uniéndola con nuestra actividad del huerto. Su curiosidad e ilusión seguía creciendo, de manera que… ¿por qué no intentarlo? Se lo planteé a las familias y la respuesta fue masiva. ¡Tan sólo uno no podría acudir ese día! Los preparativos duraron meses, intentando  no dejar ningún cabo suelto.
¡Por fin llegó el día y la idea se hizo realidad! Junto a algún alumnado de Primaria, muchos de Secundaria, Ciclos Formativos y universitarios, estaban los investigadores de 3 años, argumentando sus experimentos y conclusiones, de tal manera que los viandantes quedaban perplejos con sus explicaciones. Venían una y otra vez a escucharlos y se negaban a recibir las mías el rato del almuerzo, en el que no estuvieron los pequeños.
Si había sido posible con tres años,.. ¡esto ya era imparable!
En 2015 se ha celebrado el Año Internacional de la Luz bajo el lema “La sociedad avanza iluminada por la Ciencia”, y allí estuvimos experimentando con ella, con el magnetismo y con la electricidad estática. Repetimos en el Congreso del Bienestar, Sabiduría y Conocimiento y también en la Noche Europea de los Pequeños Investigadores, que paradójicamente se celebra de día.
Ahora nos vamos a adentrar en la investigación de la prehistoria y a lo largo del curso seguiremos fomentando la curiosidad y las ganas de saber a través de experiencias que nos pongan en contacto con la ciencia, porque en Abril de 2016,… ¡nuestro tercer Paseo por la Ciencia nos espera! 
¡Gracias a todas las personas que lo hacéis posible!
video

1 comentarios:

Ana Orta dijo...

Gracias a ti, Inmaculada, por todo lo que haces con y por nuestros niños y niñas. Son experiencias que no olvidarán en sus vidas. Toda colaboración es poca en comparación con la tarea diaria de enseñarles el funcionamiento del mundo mientras juegan y se divierten. Gracias de nuevo por tu valiosísima labor.

Publicar un comentario